domingo, 2 de junio de 2013

Del anime Hyōka, el pueblo de Takayama y la historia de un póster



Érase una vez una niña (bueno, no tan niña, que por ese entonces estaba por cumplir los 29 y acababa de casarse) que se fue a Japón, a un pueblo llamado Kamiyama, digooo, Takayama, perdido en los Alpes Japoneses. En ese pueblo, paseando por sus preciosas calles antiguas, consideradas por algunos las mejores de todo Japón, con casitas de madera, ríos de montaña, desagües como los que salen en Doraimon y en los que si metes el pié sin querer quedas mojado hasta la rodilla, esa chica se encontró un póster:




Y no sólo encontró uno. Encontró cientos, esparcidos por toooooda la ciudad. Pero el póster estaba en japonés y la chica no entendió lo que anunciaba y, por lo tanto, no supo de qué era. Y aunque tuiteó la imagen, esperando que alguien pudiera ayudarla, nadie le respondió.

Y entonces la chica le dijo a su marido:
-¡Siento mucha curiosidad!
Y él sólo dijo:
-Debe ser algún festival.


Menuda mierda de historia, ¿verdad? Jajaja, riámonos por no llorar. Y sí, la chica soy yo y cuando estuve en Japón me encontré ese póster que me llamó muchísimo la atención.
Ostras, si es que ahora que lo veo con perspectiva, lo que ocurrió con ese póster en Takayama fue como un episodio mismo de la serie que representa. Y es más, ¡conseguí resolver el misterio del póster! Y aunque fue de pura chiripa, estoy agradecida a @Adenniayah  porque uno de sus tuits me hizo ver la luz.
Resulta que el póster era de Hyōka, una serie de anime de 22 + 1 capítulos basada en una novela de Honobu Yonezawa. La serie está catalogada como shonen (por esas cosas de que a las mujeres no les gustan los misterios y prefieren los amoríos, la ropa y las cursiladas, ja ja).
La historia se sitúa en el pueblo de Kamiyaka, que en realidad es Takayama, y ese es uno de los lugares que visité en mi estancia en Japón. Es muy, muy bonito, así que os dejo unas fotos:



De hecho, la misma ciudad de Takayama y sus negocios se dedican a promocionar el anime de Hyōka, vendiendo merchandising y colgando pósteres en muchísimos puntos de la ciudad:


Además, en algún momento  (yo eso no lo sabía, lo he descubierto más tarde), estuvieron dando mapas como éste, en el que se pueden encontrar la localización real de los lugares que aparecen en el anime:


Esos lugares también los podéis encontrar en estos dos blogs de fans que han ido de visita a la ciudad y se han dedicado a hacerse fotos en los lugares que salen en la serie:

Cómo no, en cuanto me enteré de la existencia del anime, me faltó tiempo para verlo, ya no sólo porque me hacia pensar en mi viaje (los fondos son una pasada de detallados, igualitos que la realidad), sino porque, además, es una historia la mar de mona. Así que ahora que ya os he contado cómo conocí Hyōka, paso a hablaros de la serie en sí.

El anime nos cuenta las aventuras y vivencias del Club de Literatura Clásica del Instituto de Kamiyaka, el Koten-bu. Sí, muchos diréis que la historia en realidad es la de Oreki y su evolución como persona y, en parte, os daré la razón. Pero el Club en sí tiene mucha importancia en la historia, como si fuese un personaje más que une a todos los demás a su alrededor y hace que terminen sucediendo todas las cosas que ocurren. Incluso el nombre de la serie tiene relación con el Koten-bu. Además, si decimos que la historia gira alrededor de Oreki, le quitamos importancia a los demás personajes, que también tienen mucho que decir.
El argumento es el siguiente: cuando Hotaru Oreki entra en la secundaria superior, recibe el encargo de su hermana mayor de entrar a formar parte del Club de Literatura Clásica, al que ella había pertenecido cuando estaba en el instituto y que ahora está a punto de desaparecer por falta de miembros.
Oreki es el típico chico que no se involucra en nada, es perezoso y su lema en la vida es «Si no tienes que hacer algo, no lo hagas. Pero si tienes que hacerlo, hazlo rápido». A él no le hace mucha gracia eso de tener que apuntarse al Koten-bu, pero como piensa que será el único miembro y no tendrá que hacer demasiado, termina cediendo.
Pero entonces ocurre lo peor que podría pasarle a Oreki: otra chica llena de vitalidad, Eru Chitanda, entra a formar parte del Club.
Es precisamente durante ese primer encuentro donde ocurre el suceso que cambiará el curso de las cosas. Y es que cuando Oreki llega al aula del Club de Literatura Clásica durante el primer día, se encuentra con que Chitanda está encerrada dentro. Eso crea un estado de duda porque él es el único que tiene la llave de la sala y cuando ella entró, la puerta estaba abierta. Oreki lo atribuye a una casualidad, pero la aparición de Satoshi Fukube, el mejor amigo de Oreki, y la insistencia de Chitanda, con su insaciable curiosidad, hacen que el chico termine involucrado en una investigación del misterio, como si aquello fuera una novela de detectives, que terminará resolviendo en un abrir y cerrar de ojos.

Cuando Chitanda pone esos ojitos y dice "Watashi wa kininarimasu" (siento mucha curiosidad), Oreki no se puede resistir y, a pesar de su pereza, acaba resolviendo todos los misterios que se le ponen por delante.
De ese modo, y gracias a la enorme capacidad deductiva de Oreki, el Koten-bu termina convirtiéndose en una especie de Club de los Misterios, a los que también se unen Fukube y Mayaka Ibara, la chica que está enamorada de Fukube y que fue a la secundaria básica con él y con Oreki. Los cuatro terminarán por resolver cualquier rompecabezas que se les presente, sobre todo los de ámbito escolar y relacionados con fenómenos paranormales (que al final nunca resultan ser tales).
Con esta premisa vamos conociendo las relaciones entre los personajes (tanto de amistad como de amor), sus vidas, sus gustos y aficiones, la vida en el pueblo (una de las cosas que más me gustaron del anime fue el retrato que hacen de la vida en los pueblos pequeños, de cómo todo queda como en casa, del hecho de que en el instituto termines encontrándote la misma gente que fue contigo a primaria, de que a veces sientas que no vas a poder salir de ese lugar por la presión de continuar el negocio familiar…), el funcionamiento del instituto, el Festival Cultural, etc.



Hablando de los personajes, me quedo, sin duda, con la pareja protagonista.
Y si tuviera que elegir a un favorito seguramente sería Chitanda. Estoy enamorada de esa niña. A parte de ser la chica mona y dulce, Chitanda es muy divertida porque siempre suelta lo primero que le pasa por la cabeza, sin pensar y sin tener en cuenta que quizás los que están a su alrededor no van a entenderla. Es muy lista en cuanto a conocimientos (sacó las mejores notas de su promoción) pero tiene poca capacidad de deducción y poca vista con las personas (no sabe leerlas, ni tratarlas). Aun así, con sus amigos es abierta, simpática y espontánea, algo que contrasta especialmente con la formalidad que la caracteriza en cuanto a su manera de actuar habitual, pues es la hija mayor de una familia de agricultores importantes.
De Oreki me quedo con su evolución a lo largo de la serie. De un chico que odia involucrarse y que sigue a rajatabla la ley del mínimo esfuerzo, pasa a un chico que termina por aceptar retos, se equivoca por el camino, aprende de sus errores y al final es capaz de aceptar hacer un favor por alguien sin sentir que está malgastando energía en ello.
Otra cosa que me gusta de él es lo que siente por Chitanda y ni siquiera sabe. Además, resulta un personaje gracioso porque es realmente perezoso y se crean situaciones hilarantes a su alrededor por esa misma razón

Fukube es un personaje con el que no he terminado de congeniar. Quizás es por que siente celos de la capacidad de Oreki o quizás es por un par de cosas que hace a lo largo de la serie y que no terminaron de gustarme. Aun así, le da un toque al grupo, porque anima al soso de Oreki, pero a su vez es más centrado que Chitanda. Debo confesar que durante buena parte de la serie estuve creyendo que era gay y estaba enamorado de Oreki.
Por último, Ibara es un personaje que empezó disgustándome mucho y al final le terminé cogiendo cariño y comprendiéndola más de lo que hubiese pensado. Se trata de una chica muy temperamental. Muchas cosas le parecen mal, grita con facilidad, se enfada a la mínima. Al empezar la serie, de hecho, ella odia a Oreki con todo su corazón (aunque no sé exactamente por qué). Pero a medida que avanza la trama vemos que en el fondo se trata de una chica con una autoestima algo baja, que fue rechazada por el chico que le gustaba y que no es capaz de defender sus gustos y aficiones sin sentirse avergonzada por ello. Además, tiene cierto complejo de inferioridad en cuanto a su arte (dibuja manga). Pero todo eso cambiará también gracias a su integración en el Club de Literatura Clásica.

Otra cosa que me ha gustado mucho de este anime es la calidad del dibujo, que es muy buena. Los fondos son preciosos y realmente te transportan al Takayama de verdad. Si habéis abierto el enlace que he dejado más arriba y habéis comparado los fondos con las fotos os daréis cuenta de hasta qué punto el dibujo refleja la realidad. Y el diseño de personajes me ha parecido encantador, con un toque infantil (pelos que no son todos negros, ojos de colores extravagantes), pero realista al mismo tiempo. Un diez también a los opening (no tanto a los ending, que el primero me disgustó un poco por lo subidito de tono que era y el segundo por ser demasiado simplón). Del primero me quedo con la música y del segundo con la representación que hace del modo de ser de Oreki, cerrado en sí mismo, y como Chitanda le saca de ese aislamiento. 
Así que, si os gustan los animes escolares, con un poco de romance y bastante misterio... ¡¿a qué estáis esperando?! ¡Dadle una oportunidad a Hyōka!

4 comentarios:

  1. Oooh, tiene buena pinta. Y curioso el modo en que lo descubriste, resolviendo un misterio XD Muy bonito el pueblo :D

    ResponderEliminar
  2. Me hace muchísima gracia todo lo del póster y me alegra haberte ayudado a resolver el misterio xD (Eeeeh, fui tu Oreki (??) xDDD).
    Jo, ahora que sé que el pueblo es un sitio real la verdad es que me gustaría visitarlo algún día, parece tan mono *w* Y debiste pasarlo genial en Japón, ¿no? ^^
    Me hace gracia que lo categoricen de shônen simplemente por el tema del misterio, yo creía que estaba como shôjo porque, vamos, es eso desde mi punto de vista xDU
    A mí la verdad es que los personajes me gustan todos muchísimo owo Oreki me gusta mucho, especialmente cuando empieza a evolucionar arrastrado por Chitanda xD Chitanda es puro amorcitoooo *w* A Ibara quizás sí hay que conocerla un poco más (a mí al principio no me disgutaba, pero tampoco me gustaba, era como "está ahí, vale"), pero se le coge cariño también, cosita ;/////; Y Fukube... la verdad es que me gusta mucho. Me parece un personaje muy real y me toca mucho el corazoncito ^^U Quiero decir, es muy consciente de sus limitaciones, y, sinceramente, ¿quién no ha sentido alguna vez envidia de la habilidad de alguien a quien conoce?, que si es tu amigo es peor, porque sabes que no tendrías que sentirte así pero no puedes evitarlo. Y en cierto modo sabe qué es lo que está mal en él y ha intentado cambiarlo siendo como es en el anime, y le da miedo hacer otro cambio que pueda hacerle daño no solo a él, sino también a Ibara, porque al fin y al cabo la quiere u_u

    Y en fin, el anime en general me encanta, y tienes razón en que el dibujo es lo más mono del mundo y está super bien. Los openings y endings también me encantan, el primero me da muy buen rollo y me lo pongo para estudiar xD Y el segundo también me gusta mucho por eso que has dicho de cómo Chitanda enseña a Oreki a abrirse, lo representan de una forma muy bonita, con lo de ser solo un reflejo y ver pasar a todo el mundo sin intervenir ;////;

    ¿Sabes que no se han pasado todas las novelas al anime? Se hace una referencia al final en la canción, con lo de "correr". Se ve que Oreki decide dejar del todo de lado su política de ahorrar energía e intenta probarse a sí mismo lo que quiere hacer apuntándose a la maratón ^^

    ResponderEliminar
  3. Me encanta hyouka <333333
    Es uno de los pocos animes que pude terminar y, aish, ¡es tan bonito!

    Aunque no concuerdo contigo en lo de los personajes xD Mi favorito es Oreki (¡que me encanta!) y la que menos me gusta es Chitanda (que, a veces, me parece bastante cargante). Mayaka es mi favorita de las chicas y Satoshi también me gusta mucho :D (y me encantan estos dos juntos, o te pe).

    Btw, se supone que Mayaka y Oreki (según he leído en tumblr, en un post que hablaba de las novelas) se conocen desde hace un montón de tiempo porque iban juntos a clase antes xD

    (Ibara and I go back a long way, as we’ve been in the same class for nine years since primary school. Her baby-face features have been in place since childhood, and have only grown-up a bit after becoming a high-school student. You may find her child-like features and short stature cute, but do not be fooled by her appearance, for she carries a hidden weapon with her at all times. If you let your guard down, you would be greeted by her colourful blend of sarcastic wit. I was even told to stay away from her based on stories of guys who were fooled by her pretty looks, only to be sunk instantly. Not to mention as a result of her never admitting her mistakes, most people would mistake her for being a callous person.
    Though I personally don’t really believe such assessments of her.)

    Yo creo que "no lo odia", sino que son enemigos/amigos xD Vamos, que lo aprecia pero le gusta tomarle el pelo xD

    El dibujo es precioso en todo momento, pero yo siento debilidad por la escena de los árboles de cerezo del último capítulo ♥

    Ya hablando de otras cosas, la historia de cómo descubriste el anime es muy graciosa xD Y, jo, seguro que te lo debiste de pasar super bien en Japón (Takayama parece un sitio precioso *w*)

    ResponderEliminar
  4. @Laura :3 Te diría que te acercaras en tu visita, pero lo cierto es que queda lejos de todas partes XD

    @Midkip ¡Fue todo gracias a ti! ¡Te debo una! XD
    Sí, lo pasé genial y el lugar es una pasada. Aunque está en el culo del mundo XD Lo cierto es que visitarlo fue toda una odisea. Pero, de todos modos, si alguna vez tenes la oportunidad, no dudes en visitarlo. Es muy bonito ;)
    Uhm... después de tu comentario empecé a ver a Fukube con otros ojos, así que me puse a ver el anime otra vez (XD), sólo llevo cuatro capítulos, pero creo que tienes razón con las limitaciones de Fuku... Empiezo a comprenderle un poco... Pero sigue sin gustarme nada el modo que tiene de tratar a Ibara. Y menos aún sintiendo lo que siente. Es mezquino ¬¬
    Oooh! Tendré que investigar eso de las novelas que faltan :3 ¿Oreki corriendo un maratón? ¡Eso hay que verlo! XD

    @songs Pues anda que no hay animes buenos para ver XD ¿Has probado con FuriKuri? ¿Y con Tenggen Toppa Gurren Laggan? ¿Y con Evangelion? (sí, todos de Gainax, que es mi fetiche XD).
    Sí, eso de que Mayaka y Oreki se conocen desde primaria ya lo sabía, lo mencionan en el anime. Pero no llegan a especificar porqué ella le tiene tanta tirria. Yo deduje que era porque Oreki pasa de todo y eso saca de quicio a Mayaka.
    Ai, ves, la escena del cerezo, que parece gustar a todo el mundo, a mí pues.... mira, es tierna y tal, pero prefiero otras (por ejemplo, visualmente me gusta mucho la de la cafetería del tercer capítulo y en cuanto a contenido emotivo durante el desfile de la princesa del último capítulo, cuando Oreki piensa que todo está mal porque no puede ver a Chitanda de frente <3).
    Hyoka llegó a mí por obra del destino ò.ó

    ¡Gracias a las tres por pasaros! :3

    ResponderEliminar