lunes, 10 de febrero de 2014

Últimas lecturas 1

Tomando prestada la idea de las "Últimas lecturas" de Laura en su blog En algún lugar, a partir de ahora intentaré actualizar de vez en cuando con las mini-reseñas de lo que haya leído últimamente. Si algún libro lo merece, haré una reseña individual y adjuntaré el enlace, sino, os haré un poco de resumen aquí, intentando no extenderme mucho y centrándome en lo que me ha parecido lo lectura.




En el camino, Jack Kerouac

Imagen extraída de http://www.anagrama-ed.es/

Novela que nos cuenta las aventuras de Sal Paradise (alterego del mismo autor) a lo largo de varios años y sus viajes por Estados Unidos en busca de experiencias que llenen su vida. Junto a él desfilarán personajes de lo más variopintos y estrafalarios que os podáis imaginar, como su incansable y alocado amigo Dean Moriarty, la mujer de éste, Marylou, y un largo etcétera.

Este libro lo empecé el año pasado. Es uno de esos clásicos que siempre me había llamado la atención y tenía muchas ganas de leerlo. Además, hace poco hicieron una adaptación en el cine, y antes de verla me apetecía ponerme con el libro. Pero lo dejé a medias. A principios de este año, presa de un ataque de culpabilidad por haber cometido semejante sacrilegio, lo retomé, releyendo algo de lo ya leído y continuando un poco más allá. Pero al final no pude terminarlo.

Se trata de una historia interesante para conocer el estilo de vida “outsider” de finales de los 40 en Estados Unidos. En la novela se nos muestra toda esa gente que no se conformaba con lo establecido y quería sacarle todo el jugo a la vida, ya fuera a nivel intelectual, como experimentando cosas nuevas y viviendo al límite en busca de aventuras.

Lo que ocurre es que a mí su lectura no me ha convencido, principalmente por dos razones:
  • La primera de ellas es la forma en la que está escrita. Me ha parecido un continuo de acciones sin descanso que me han dejado exhausta. Supongo que ese modo de escritura refleja la forma de vida de esa gente, acelerado, con el deseo de comerse el mundo. Pero yo no he conseguido empatizar con él. Me hubiesen gustado algunas pausas de por medio, reflexiones más profundas que esos estados de lucidez repentina que les cogen a los personajes de repente, como si se hubiesen fumado un kilo entero de marihuana. Buscando información de la novela, he visto en Wikipedia que ese estilo, al que se llama prosa espontánea, es el que  la hace especial.
  • El machismo implícito en el texto. Sé que se trata de un reflejo de la época, y que debo aceptarlo en el contexto como lo que es. Pero no puedo con un puñado de tíos que creen que la inteligencia de la mujer está por debajo de la suya y que el rol de ellas se limita a ser sus futuras mujeres y a cuidar de sus casas.


Seda de Alessandro Baricco Ilustrado por Rebecca Dautremer




American Gods de Neil Gaiman

Imagen extraída de www.rocaeditorial.com


Me hubiese encantado dedicarle una reseña a este libro porque lo cierto es que me ha gustado muchísimo y me ha marcado muy hondo. Su protagonista me ha enamorado y todos los personajes que aparecen en el libro me han parecido el colmo de la genialidad. Pero meditándolo a fondo he llegado a la conclusión de que se trata de una historia a la que es mejor acercarse sin saber nada de ella para que cada nuevo giro en la trama consiga pillarte totalmente desprevenido y te deje con la boca bien abierta.

Como os podéis imaginar a partir del título, tiene algo que ver con dioses, pero es una aproximación tan original a esas figuras que si os animáis a darle una oportunidad al libro seguro que os impresiona positivamente.

La escritura de Gaiman y el modo que tiene de mezclar la realidad con la fantasía me hizo pensar un poquito en Murakami (salvando las distancias), por su modo pausado a la hora de narrar, centrándose en detalles que a lo mejor parecen de poca importancia, pero que hacen la narración mucho más envolvente y cercana, y metiendo las dosis de "sobrenaturalidad" de forma muy sutil, sin grandes sortilegios o teorías complejas. Y, cómo no, su punto fuerte son los personajes y todas las dimensiones que les otorga.

Este es el segundo libro que leo de este autor. El primero fue “El libro del cementerio” y os tengo que decir que no tienen nada que ver. No es que la literatura juvenil de este hombre sea peor, ni mucho menos (El libro del cementerio me gustó mucho). Pero es que cuando se pone a escribir para adultos la cosa sube unos cuantos puntos en cuanto a interés y calidad.

Si os gusta la fantasía y buscáis algo diferente, no dudéis en leerlo.


Wabi-Sabi de Francesc Miralles

Imagen extraída de www.arallibres.cat


(Este libro sólo está en catalán)

Investigando un poco he descubierto que este libro es la continuación de otro que sacó el autor anteriormente, llamado "Amor en minúscula", pero que se puede leer perfectamente como una obra independiente.

Samuel es un profesor de mediana edad con una vida gris, al que su pareja acaba de abandonar después de una relación de ocho años. Es entonces cuando recibe una misteriosa postal proveniente de Kioto, Japón, en que sólo pueden leerse las palabras Wabi-Sabi. Después de pensárselo bien, y animado por un amigo suyo, el hombre emprende un viaje al país del sol naciente para descubrir al autor de la postal y alejar los fantasmas que le persiguen.

Este autor no me gusta. No me ha gustado nunca (por cuestiones de temática y estilo), pero mi desencanto hacia él se convirtió en algo personal cuando escribió un artículo sobre la sensibilidad, sin ser psicólogo y sin entender nada de lo que supone ser altamente sensible, y entonces le puse en mi lista negra.

Así que seguro que os preguntáis por qué me leí un libro suyo.

Pues por el simple hecho de que hablaba de Japón (y yo soy una gran fan de ese país) y que al abrir al libro al azar me encontré un capítulo que relataba el periplo del protagonista en el aeropuerto de Doha y me sentí muy reflejada.

De todos modos, os confesaré que no lo terminé (me leí el final por encima para conocer el desenlace), porque llegó un punto en el que se resuelve el misterio principal (que me sorprendió ligeramente, porque yo esperaba que hubiese sido otra persona la que hubiese mandado la carta) y aparece la típica chica (ya estaba tardando) que va a salvar al protagonista de su mísera existencia, en una relación con más coaching emocional que otra cosa. Y ya fue la gota que colmó el vaso.

Yo esperaba una novela de viajes a Japón y me encontré una novela de autoayuda con toques de pseudobudismo y zen. Buscaba que me transportaran al Japón que tanto añoro y en vez de eso me intentaron dar lecciones de vida. En fin, el libro ideal para gente que busque ese tipo de lectura reflexiva, intimista y con un aire de filosofía oriental positivista. No es mi caso.


Noragami de Adachi Toka

Imagen extraída de www.blogiswar.net


Yato es un dios menor al que nadie adora y que malvive haciendo trabajillos de poca monta a cambio de una ofrenda de 5 yenes. Su Shinki (un espíritu que le ayuda en sus tareas divinas y que se convierte en el arma que él usa para luchar contra los demonios) acaba de renunciar porque no soporta más su mísero estilo de vida (no tienen ni para comer) y su día a día no puede ir peor.

Es entonces cuando Yato conoce a Hiyori, una muchacha de instituto que intenta salvarle cuando cree que él va a ser atropellado por un camión. Pero Yato es un dios y no puede morir tan fácilmente y al final la que recibe es ella, quien, en vez de morir, se convierte en una “medio-espíritu”, es decir, no está muerta, pero tiene la capacidad de separar cuerpo y espíritu, algo que le ocurre sin ton ni son y le provoca muchos problemas en su día a día.

Así empiezan las aventuras de este duo, al que pronto se les unirá Yukine, el nuevo Shinki de Yato, y muchos más dioses y seres celestiales.

Imagen extraída de www.mangareader.net


Este manga me lo estoy leyendo on-line y en inglés, porque cierta personita me lió a ver el anime (;p) y  como la emisión está en curso y sólo llevamos 6 capítulos, estaba que me mordía las uñas para saber cómo continuaría la cosa.

Se trata de un shonen muy interesante y que me ha cautivado mucho más de lo que esperaba. Tiene algunos tópicos de esos súper vistos y tal y cual (es un shonen, qué le vamos a hacer :_D), pero también tiene cosas originales (o al menos que yo no había visto/leído en un anime/manga), como todo el tema de que los dioses parezcan personas normales y corrientes (ah, esto me hace pensar en cierto libro del que os he hablado antes… ;D) y no tengan nada que ver con la apariencia que se espera de ellos. Además, a medida que avanza la historia se van añadiendo más y más personajes a la trama, cada cual más interesante que el anterior.


El manga tiene un dibujo muy bueno, especialmente en el diseño de personajes, y la historia va avanzando a modo de pequeñas  historias que se van cerrando, pero que introducen nuevos detalles para abrir de nuevas. Tenemos que Yato y Yukine van acabando con varios demonios que aparecen en la ciudad, pero también vamos asistiendo a la aparición de dioses que tienen relación con el pasado de Yato, un pasado en el que nos dan a entender que hubo algo turbio y oscuro. Ese es uno de los hilos argumentales que impulsan a seguir leyendo, para conocer qué ocurrió. Ese, y el triangulo amoroso Yato-Yukine-Hiyori.

5 comentarios:

  1. Tengo muchas ganas de echarle el guante a American Gods. Y después de reseñas como esa, todavía más >.< También me has picado con Noragami, que no la conocía y pinta interesante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, tienes que leértelo ;) Seguro que te gusta. Oye, si no lo encuentras o algo, dímelo y te mando mi copia por correo y ya me la devolverás.
      Y te animo también con Noragami, para hacer así el cupo de dioses y seres celestiales ;D

      Eliminar
    2. Uy, es que lo de enviar libros por correo me da un poco de mal rollete, por si se pierde o algo. No te preocupes, seguramente lo encuentre tarde o temprano rebuscando un poco. De todas formas antes tengo unas cuantas lecturas pendientes esperando turno en la mesita >.<

      Eliminar
  2. Me llamó la atención el autor de uno de los libros que mencionas, y verifiqué que era quien pensaba y no un homónimo; Neil Gaiman es una leyenda en el mundo del cómic, si encuentras algo de The Sandman no dudes en leerlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conozco The Sandman, pero nunca le he dado una oportunidad. A ver si algún día me pongo con él :)

      Eliminar