martes, 6 de mayo de 2014

Libro: Elantris, Brandon Sanderson

TÍTULO: Elantris
AUTOR: Brandon Sanderson
EDITORIAL: Zeta Bolsillo
P.V.P.: 12€


La ciudad de Elantris, poderosa y bella capital de Arelon, había sido llamada la 'ciudad de los dioses'. Antaño famosa sede de inmortales, un lugar repleto de poder y magia, Elantris ha caído en desgracia. Ahora sólo acoge a los nuevos 'muertos en vida'postrados en una insufrible 'no-vida' tras una misteriosa y terrible 'transformación'. En un único volumen, una maravillosa historia de la moderna fantasía en que la política, el amor y, también, la religión desempeñan un papel extraordinario.



La trama de la novela gira entorno a tres personajes, cuyas visiones de la historia van intercalándose en capítulos que siguen siempre el mismo orden:

El primero de ellos es el príncipe Raoden de Arelon, a quien alcanza la Shaod (transformación en Elantrino) justo en el primer capítulo de la novela. Puesto que Elantris es tabú en Arelon desde su caída y el rey se avergüenza de la maldición que ha caído sobre su hijo, decide mantener en secreto su transformación y contar a todo el mundo que Raoden ha muerto debido a una repentina enfermedad.
Repudiado en Elantris y sin la posibilidad de regresar a su casa, el príncipe decide renunciar a su identidad e intentar dar una vida mejor a los elantrinos, tras decubrir las condiciones infrahumanas en las que viven, así como investigar acerca del Reod (la caída de Elantris).

El segundo es la princesa Sarene de Teod que acaba de llegar a Kae, la nueva capital de Arelon, para casarse con el príncipe heredero de Arelon. Cuando, horrorizada, descubre que el ha muerto dos días antes de su llegada. Ligada a Arelon por un contrato matrimonial que la convierte en princesa sin haber conocido siquiera a su futuro esposo, Sarene decide dar un nuevo sentido a su vida involucrándose en la vida política del país, intentando frenar la cada vez más probable invasión de Fjorden, reino que ha ido conquistando a todos los países vecinos de Arelon para convertirlos a su religión, el Shu-Dereth, y mantenerlos bajo el dominio de su emperador, el Wyrn.

Y por último tenemos al gyorn Hrathen, un alto sacerdote derethi enviado por el Wyrn a Kae con intención de convertir al pueblo de Arelon al Shu-Dereth y evitar así que Fjorden tenga que tomar el reino por la fuerza. Sus planes se verán truncados por la aparición en escena de Sarene, quien resulta ser una gran contrincante para el religioso.

Raoden (Elantris) by CrisMarVaz

No esperéis encontrar grandes dosis de magia en esta historia (aunque alguna hay ;D). Elantris, la ciudad de la magia, cayó diez años antes del inicio de la trama y los únicos reductos que quedan de ella son una ciudad en ruinas y un puñado de elantrinos malditos que no pueden hacer nada más que sufrir hambre y dolor eternamente.


Aquí, lo que tira de la historia son, principalmente, dos cosas: 
La primera de ellas son las tramas políticas que giran en torno a la futura invasión fjordel de Arelon. El sistema político que creó el rey Iadon (monarca de Arelon) es tan inestable que hace pender su reinado de un hilo y sus enemigos (encarnados en Hrathen) pretenden aprovechar ese hecho para hacerle caer. Sarene, la recién llegada princesa, no está dispuesta a aceptar ese hecho y luchará con todo lo que tenga en su mano (artimañas políticas, espías, engaños) para impedirlo, puesto que el futuro de su propio reino, Teod, depende de ello.
La segunda es descubrir, a través de Raoden, qué ocurrió en Elantris, porqué sé terminó su magia y si existe remedio para la enfermedad que ahora consume a los que se convierten en elantrinos.  Queremos saber si el principe conseguirá, si no devolverle la gloria a la ciudad caída porque eso parece imposible, al menos darle un poco de dignidad y respeto a sus habitantes.

A grandes rasgos debo decir que la novela me ha gustado. Al principio me costó entrar en ella, principalmente por la cantidad de nombres que había, tanto de los personajes (no sólo de los principales, sino de todo el corro de nobles secundarios), como de los países/ciudades (me hubiese venido bien un mapa...), como de los temas relacionados con la vida allí (Seon, Reod, Sahod, Shu-Korath, Shu-Derek, etc...). Además, estaba el hecho de que, aunque la novela estaba muy bien escrita y describía un mundo fascinante y magistralmente creado, lo que contaba no llegaba a interesarme lo suficiente como para sentir esa necesidad de leer otro capítulo más al terminar el que tenía entre manos (algo que me ocurre con las lecturas que me gustan de verdad). Sí, todo eso de que Fjorden quería conquistar Arelon (y también Teod) estaba muy bien, pero... Lo único que realmente me parecía curioso era lo que ocurría en Elantris, con Raoden al mando. Y por no hablar de lo poco atractivos que resultaban los capítulos contados por Hrathen, un personaje con el que tardé mucho en conectar y cuyas tramas me aburrían y me exasperaban a partes iguales (puede que también tenga algo que ver el hecho de que aborrezco todas las cosas que tengan que ver con religiones).

Pero, a partir de la página 200 (más o menos) la cosa se fue poniendo cada vez más interesante y a medida que las tres tramas se entrecruzaban fui sintiendo más y más necesidad de seguir con el libro. También ayudaron a ello el gran elenco de secundarios, entre los que, desgraciadamente, eché en falta alguna que otra mujer (a parte de Sarene y Karata, el resto son poco más que floreros).

Sobre el final diré que me resultó cansino (en algún punto MUY cansino) y predecible, pero supongo que es el final más acorde que podía tener la historia.

(ESTA PARTE CONTIENE SPOILERS, subrayar para leer)
Es decir, el tema de que la magia de Elantris se extinguiera con un cambio en la geografía que afectó a los Aones me pareció una idea sublime. Y más aún teniendo en cuenta como lleva el autor el desarrollo de esa trama y lo que tardan los protagonistas en descubrirlo y en cómo lo arreglaron.

Lo que no me gustó tanto fue el "ahora tú, ahora yo" que se inició entre los dos bandos para determinar quien iba a ganar la batalla por Arelon. Por ejemplo, la transformación de Hrathen fue un golpe maestreo, la de Sarene ya resultó cansina y la aparición de los monjes de los huesos con Dilaf al frente ya me exasperó. Por no hablar de todo el viaje que se montan a Teod y que, a mí juicio, resultaba totalmente innecesario.

Aunque, quizás, lo peor de todo fue el hecho de que Sarene termine convirtiéndose en una Mary Sue. Sarene no es un personaje que me guste demasiado, pero sí que me gustó que se la presentara como una mujer con dos dedos de frente y que sabe lo que quiere, y que está dispuesta a luchar por ello y a meterse incluso donde no la llaman para conseguirlo. Pero tenemos que el autor insiste en ponerla como alguien único y especial, la única mujer lista en todo el reino, pues todas las demás son tontas, volátiles y superficiales. Ella es LA ELEGIDA. Y claro, como no, tooooodos los hombres de la novela terminan enamorándose de semejante bellezón. Oh, pero espera, ella ni siquiera sabe que es guapa, piensa que es demasiado alta y demasiado lista para los hombres y nadie va a quererla jamás (qué molesto Raoden insistiendo en la belleza de Sarene, en vez de en su inteligencia...).
¡Si incluso el frío y calculador de Hrathen termina enamorado de ella y traicionando al Wyrn por amor! 
Por favor, pensaba que la historia tenía algo más de sentido y Hrathen hacía lo que hacía porque se daba cuenta de que los planes de Fjorden estaban mal y carecían de moral. Me decepcionó horrores que de repente lo que sentía el gyorn por la princesa sobrepasara el respeto y la admiración por un comptidor/rival para convertirse en amor.

Elantris-1 by Alain-Brion


Uno de mis principales problemas con esta novela han sido las falsas expectativas. Reconozco que había puesto muchas esperanzas en ella, especialmente después de leer la introducción de la misma, en la que se hablaba de una obra sin precedentes, con  un nuevo enfoque y bla, bla, bla.

Mientras leía, no pude evitar preguntarme qué era eso tan novedoso que yo no era capaz de ver:
¿La trama política? Qué me decís de los tiras y aflojas de Canción de Hielo y Fuego.
¿Una protagonista con dos dedos de frente? Ardid de Olvidado Rey Gudú llegó a maquinar muchísimo para llevar a cabo su venganza y colocar a su hijo Gudú en el trono del reino de Olar.
¿Una magia original y espectacular? Las matrices, las celadoras y el larán de la Saga Darkover también lo son.
¿El tema de la religión? Card también lo usa en sus novelas.

Como he dicho, la novela me gustó, pero que te vendan lo que no es puede arruinarte una lectura.

Otras cosas que me desagradó bastante fue el uso de demasiados elementos Deux Ex Machina, que me resultaron demasiado forzados para aceptarlos sin arrugar la nariz. Algunos de ellos son: 

(ESTA PARTE CONTIENE SPOILERS, subrayar para leer)
-La muerte del rey Iadon y toda su impliación en la secta de los Misterios Jeskeris, que ocurre precisamente en el momento en el que el personaje empezaba a convertirse en una molestia y urgía sacarle de en medio

-Los bailes extraños de Shuden, que, oh, sorpresa, resultan ser un arma mortífera que, afortunadamente, consiguen ganar algo de tiempo al final y acabar con la vida de uno de los monjes de los huesos

-La aparición del arteth que Hrathen había echado de la capilla de Arelon justo al final de la trama para apuñalar al gyorn y ponerle así más difícil su enfrentamiento con Dilaf

Así que, como conclusión solo me queda decir que es una lectura que recomiendo, pero a la que no hay que acercarse como si fuera la gran invención que muchos dicen que es. Es una buena historia de fantasía, pero, como todo, también tiene sus más y sus menos.

5 comentarios:

  1. La historia se oye interesante (y no más), pero lo que realmente me gustó fue la manera de presentar los spoilers, jejeje.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un recurso que se usa a menudo en blogs y foros para no destripar contenidos a los que no han leído la novela ;)

      Eliminar
  2. A mí Sanderson me dejó un poco desencantada, pero si cuando continúe con Hijos de la Niebla acabo más convencida puede que pruebe con Elantris. Lo más interesante parecen ser los mundos que monta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mientras leía Elantris me acordé de un comentario que habías hecho tú sobre una de las novelas de Sanderson que leíste. Y es que a mí me pasó algo parecido: demasiadas expectativas y aunque el mundo era muy interesante, la trama en sí no terminaba de engancharme.

      Eliminar
  3. beautiful blog kisses albert

    ResponderEliminar