domingo, 31 de agosto de 2014

Últimas lecturas 3

Después de un verano más o menos decente pero que me ha exprimido muchísimo, de un seguido de dudas existenciales que me hicieron plantearme si valía la pena seguir escribiendo (y, a la vez, dedicando tiempo a un blog que, reconozcámoslo, aunque sea parte de mí no aporta nada relevante y nuevo al mundo), he decidido volver porque tengo la mala costumbre de ser incapaz de rendirme (ah, ¡si también escuchárais esa vocecilla que me acosa por las mañanas en plan "por qué lo haces; por qué lo dejas; es parte de tu vida; tienes que hacerlo sólo porque te gusta; si no lo haces tú quien lo hará; algún día tus esfuerzos se verán recompensados; en realidad ya se ven recompensados pero eres tan ciega que ni siquiera lo ves"!, como para no hacerle caso...).

Así que para desempolvar un poco esto voy con algunos de los libros que he leído últimamente.


UN MAG DE TERRAMAR (UN MAGO DE TERRAMAR), Ursula K. Le Guin




En el mundo de Terramar hay dragones y espectros, talismanes y poderes, y las leyes de la magia son tan inevitables y exactas como las leyes naturales. Un principio fundamental rige en ese mundo: el delicado equilibrio entre la muerte y la vida, que muy pocos hombres pueden alterar o restaurar, pues la restauración del orden cósmico corresponde al individuo que se gobierna a sí mismo, el héroe completo capaz de dar el paso último, enfrentarse a su propia sombra, que es miedo, odio, inhumanidad. Ésta es la gran aventura iniciática de Ged, aprendiz de hechicero.


No había leído nada de Le Guin antes y el único conocimiento que tenía de su obra (aunque había oído hablar de ella) era por la adaptación que el Estudio Ghibli hizo de los libros tres y cuatro de su saga de Terramar. Un mago de Terramar es, precisamente, la primera entrega de esta saga de cinco partes. Y puesto que dos personas con tan buen gusto dentro del género como son @Sparda_ y @Kardanido me lo recomendaron con tanto fervor, no pudo sino lanzarme a leerlo.

Y no me decepcionó. 

Un mago de Terramar es un libro que me hizo pensar en un cuento para niños, lleno de aventuras, de magia y de viajes. Pero también es un libro que nos habla de la búsqueda de uno mismo, gracias a un protagonista que se aleja del prototipo de héroe, un protagonista con defectos que cometerá errores (algunos de nefastas consecuencias), pero que también hará cosas buenas y que luchará por seguir el camino correcto a pesar de las circunstancias (un camino que nadie más que él puede encontrar).

Una de las cosas que más me gustó fue el mundo que crea Le Guin. Ya no sólo por el tema de la magia y del dominio de las cosas a través de conocimiento de su nombre verdadero, sino por el mundo físico que crea: un archipiélago infinito, compuesto por miles de islas, en muchas de las cuales la vida se desarrolla alrededor del mar y en el que buena parte de la magia se usa para la protección de las embarcaciones, para la modificación de los vientos y el clima, y en el que para ir a cualquier parte ha de haber un viaje en barca, ya sea en un mísero bote o en una gran embarcación de remos repleta de esclavos. Quizás sea porque he vivido toda mi vida en un pueblo costero, pero todos esos detalles se me hicieron muy cercanos.



DEMAIN, Marc Levy



Emma vive en Nueva York. A los 32 años, sigue buscando al hombre de su vida. Matthew vive en Boston. Ha perdido a su mujer en un terrible accidente y cría solo a su pequeña hija. Los dos se conocen gracias a Internet, y con el deseo de encontrarse, se citan en un restaurante de Manhattan. El mismo día, la misma hora, cada uno inicia su tour particular hacia la puerta del establecimiento, donde son conducidos a la misma mesa y, sin embargo, no se encuentran. ¿Juego de mentiras? ¿Fantasmas de uno de ellos? ¿Manipulación del otro? Víctimas de una realidad que les sobrepasa, Matthew y Emma comprenderán rápidamente no se trata de una simple cita que ha fracasado.

Lo que me ocurrió con este libro fue muy gracioso. @beleth22 del blog http://www.book-eater.net/ habló de él y me llamó la atención porque lo dejaba muy bien. De todos modos, no tenía muy claro que fuera a leerlo porque el libro era en francés (por el momento no ha sido traducido) y a parte de que me daba algo de palo el idioma (este verano le he dado un empujoncito al francés, pero reconozco que lo tenía bastante oxidado), estaba el hecho de que seguramente tendría que terminar por hacerme con la versión Kindle por no andar a la búsqueda y captura de un libro extranjero (y lo cierto es que cada día me gusta menos leer en el Kindle, no sé por qué...).

Y entonces ocurrió. Llegó un paquete a la librería con libros en francés para la temporada de verano (siempre tenemos algunos libros en inglés, francés y alemán para los guiris) y a qué no sabéis qué había dentro... ¡Y encima lo habían puesto sin hacerlo constar en el albarán! Como si alguien se lo hubiese olvidado dentro. Ya sabéis, el destino me estaba obligando a leer el libro ;p

Y el tema es... que la lectura fue un fiasco.

Terminé el libro, por supuesto. Y lo hice porque a pesar de todo necesitaba saber cómo iba a ser el desenlace para semejante enredo. Pero no me gustó. Quizás se debe a que la sinopsis te vende una cosas y luego el libro resulta ser otra de bien distinta. Porque no se trata de una historia de amor, sino de un thriller (con espías y persecuciones en coches y asesinos a sueldo). Y a medida que avanza la trama se vuelve más y más enrevesado. Otro problema que tuve fue el hecho de que las situaciones que se iban sucediendo en la novela me parecían cada ves más rocambolescas e inverosímiles, como si el autor hubiese empezado a escribir y cada vez que llegaba a un cul-de-sac y no sabía cómo deshacer el entuerto que había creado se sacara de la manga otra situación aún más descabellada. Además, me dejó la sensación de que el añadido de la parte fantástica no terminaba de encajar, como si fuera ya demasiado para una historia que, buscando otro contexto, quizás incluso podría haber resultado interesante.

Por otro lado, los dos protagonistas principales me resultaron bastante desagradables, pues la mayor parte del tiempo se comportan de forma egoísta, movidos solamente por intereses personales. De los secundarios, más diluidos, me quedo con el amigo informático de Emma, que aunque un poco estereotipado, terminó cayéndome en gracia a medida que se involucraba más y más en la trama principal. 

Sobre el tema del idioma, lo cierto es que se puede leer bien sin tener un gran dominio del francés, porque las frases son sencillas y el vocabulario no es complejo.


EN DEFENSA DE LOS OCIOSOS, Robert Louis Stevenson


Imagen extraída de www.pendulo.com


Una irresistible invitación a rechazar la ética del trabajo y entregarse a los simples placeres de la vida (reír, beber, tumbarse al aire libre...). Un libro ingenioso y repleto de frases para anotar sobre la alegría de la ociosidad, pero también sobre la vejez y la abrumadora experiencia de enamorarse.


Se trata de un ensayo que el autor de la Isla del tesoro escribió sobre su modo de ver la vida, en el que critica la obcecación de algunos por los estudios y por el trabajo (primero sacar buenas notas para después conseguir un buen trabajo, en que ser muy productivo y ganar mucho dinero) y en el que defiende una vida más lúdica, pues es en el ocio cuando uno saca lo mejor de sí y hace las cosas con más ganas, una vida menos enfocada a conseguir bienes materiales y con un aprendizaje que provenga en mayor medida de la calle y de la vida misma y no del conocimiento puro que dan los libros. 

Es cortito y te saca unas cuantas sonrisas mientras vas leyendo y descubres que, a pesar del paso de los años, muchas de las cosas que ese hombre criticaba siguen todavía vigentes.

Quizás su único defecto (en la versión papel) sea el precio, porque aunque se trata de una edición de calidad, sus escasas 50 páginas hacen que pagar 7€ parezca un poco demasiado. 

GANTZ, Hiroya Oku


Imagen extraída de www.planetacomic.net


La historia comienza cuando dos jóvenes mueren en el metro intentando salvar la vida a un vagabundo que ha caído a las vías. El tren les alcanza y les decapita en una escena de lo más gore, pero en ese momento aparecen en un extraño apartamento en el que se encuentran otras personas que también han escapado de la muerte en el último momento. El grupo se ve obligado, so pena de morir (esta vez verdad), a participar en un juego macabro en el que deben eliminar a unos aliens infiltrados entre la población de Tokio. Para ello les entregan un equipo de armas y rastreo high-tech.


El caso es que hace unas semanas, mientras desayunaba a las 7 de la mañana antes de ir al trabajo, haciendo záping encontré que echaban el Life Action de este manga en la tele. Había oído hablar de él, pero no conocía los detalles de la trama. Y puesto que la película me llamó la atención, me puse a investigar. 

Y lo que encontré me encantó.

Gantz es un seinen, pero lo es sólo por el gore y por las escenas de sexo, porque en el fondo se trata de un shonen con todas las de la ley. Tenemos a un protagonista de 17 años, que al principio de la trama es un simple estudiante de secundaria sin ninguna característica particular (y con un egoísmo que resulta muy desagradable) y que al final de la historia se ha convertido en el héroe capaz de se salvar al mundo, después de librar innumerables batallas en las que va desarrollando todo su potencial de ataque.

Se trata de un manga con un dibujo muy bueno (hecho a partir de una técnica 3D), en el que se da mucha importancia a los decorados y en el que los protagonistas (muy variados) tienen todos un diseño, personalidad y expresividad muy característica. El único defecto (aunque si tenemos en cuenta que es un seinen dirigido al público masculino quizás "pueda comprenderse") es la exageración de la anatomía femenina en muchas de las protagonistas (en fin, no sé si una mujer podría moverse con unos pechos de ese tamaño...), algo que, incomprensiblemente, no se da en la novia del protagonista que, por el contrario, tiene cuerpo de niña pequeña (¿será que con ello el autor intenta decirnos que el físico no es importante cuando se quiere a alguien?). 

Otra cosa que me desagradó un poco en cuanto al dibujo es la gran cantidad de cuerpos mutilados, vísceras, brazos y piernas amputados y cabezas que, literalmente, vuelan por los aires, que aparecen a lo largo de la historia. Un poco demasiado para mí. Pero, aun así, reconozco que forma parte de la trama y que sin esos detalles la historia no sería la misma. Así que no voy a quejarme demasiado.

La trama te engancha desde el primer momento y te hace querer seguir leyendo sin parar para saber qué ocurrirá a continuación y desvelar los misterios que rodean Gantz. Hay varios giros argumentales inesperados que te dejan sin aliento y hacen que te preguntes cómo puede continuar la historia a partir de ahí. Y lo bueno es que todos ellos se resuelven de forma magistral y sin que parezca que han añadido un parche. Para mí lo mejor fue la parte final y el desenlace, que se vuelve mucho más profundo que las primeras etapas del manga y que, aunque si miras el recorrido de la historia quizás resulte un poco forzado, en el fondo, y analizando el desarrollo, tampoco es increíble del todo.

¿El problema del manga? Son 37 tomos (a 8,50€ el tomo).


STUPEUR ET TREMBLEMENTES (ESTUPOR Y TEMBLORES) Y NI DE EVA NI DE ADÁN, Amélie Nothomb




ESTUPOR Y TEMBLORES
Esta novela de inspiración autobiográfica, que ha obtenido un enorme éxito en Francia, cuenta la historia de una joven belga que empieza a trabajar en Tokio en una gran compañía japonesa. Pero en el Japón actual, fuertemente jerarquizado, la joven tiene el lastre de un doble handicap: es occidental y mujer, lo cual la convertirá en blanco de una cascada de humillaciones y de una progresiva degradación laboral que la llevará a pasar de la contabilidad a servir cafés, ocuparse de la fotocopiadora y finalmente encargarse de la limpieza de los lavabos masculinos. (En esta sinopsis hay un par de errores, porque la protagonista no se encarga de la fotocopiadora, sino que le mandan hacer muchas fotocopias sin sentido y cuando tiene que encargarse de la limpieza de los lavabos, es de los masculinos y de los femeninos por igual).




NI DE EVA NI DE ADÁN
Amélie Nothomb se sube en Tokio a la montaña rusa de una hilarante educación sentimental en brazos del muy delgado y muy oriental Rinri, un ávido lector que sueña con entrar en la orden del Temple. Amélie, decidida a aprender japonés enseñando francés a los autóctonos, conoce a Rinri en un bar. Pero, pocos días después, la relación entre maestra y alumno dará paso a una hermosa historia de amor. Distintos episodios nos sitúan, una vez más, ante una rica y peculiar visión de Japón, la de alguien nacido allí pero cuyos orígenes son occidentales, y donde la percepción de la alteridad cobra los más variopintos matices. Nothomb analiza sus experiencias desde una perspectiva casi antropológica, nunca exenta de ironía. La diversión está asegurada, pero también la ternura e incluso la melancolía…, porque cuando Nothomb escribe en primera persona fascina, divierte, hace pensar y hace reír. 

Hace muchos años que quería leer a Nothomb. Pero ya sabéis esas cosas que pasan que nunca encuentras el momento exacto para leer determinado libro. Hasta ahora.

Lo que tienen en común estos dos libros que he elegido (y que son muy cortitos) es que nos cuentan las experiencias de la propia autora cuando, después de unos años viviendo en Europa, decidió regresar a Japón, país en el que  había nacido y vivido los primeros años de su vida debido a la profesión de su padre, que era diplomático. El primero se centra en su etapa en una empresa japonesa y en cómo viven allí el mundo laboral, mientras que el segundo nos habla de la relación que mantuvo con un joven japonés.

Nothom me ha gustado porque ofrece una visión distinta de Japón. No se trata de alguien completamente ajeno a la cultura nipona, pero tampoco es alguien "de dentro". Ella es una admiradora del País del Sol Naciente que un buen día decidió ir a vivir allí y se encontró que el choque cultural era muy fuerte, incluso para alguien que había vivido sus primeros cinco años de vida allí.

Además, tiene un estilo cómico y grandilocuente, y hace que situaciones que puedan parecer irrelevantes o incluso dolorosas te hagan sonreír por la manera como las cuenta. También me parece muy interesante y me ha llamado mucho la atención su modo de ver la vida.

El primero de los dos libros me lo leí en francés para practicar un poco. Reconozco que la primera mitad, mientras la protagonista nos relata los hechos que tienen lugar en la empresa donde trabaja, fueron fáciles de leer. Pero a partir de entonces, cuando empieza a ponerse filosófica y a divagar sobre la cultura nipona, el francés utilizado se vuelve más complejo y se llena de palabras que no conocía y que tenía que estar buscando constantemente en el diccionario. De todos modos, es una lectura que he disfrutado.

Ahora, el que me gustaría leer es "Metafísica de los tubos".

5 comentarios:

  1. Procuraré cazar Demain, que me suena prometedor, y me pondré al dia con Nothom, que no habia leído nada de esta autora, y me produce curiosidad. He tenido un pinchazo, El don del lobo, de Anne Rice, me ha decepcionado a toneladas, pero Morir bajo dos banderas, de Alejandro Gallo,(Bélico-Histórico) me está atrapando, apenas puedo despegar el libro de las manos. Que la lectura no cese. Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De "Demain" te puedo decir que hay gente que lo deja muy bien. En realidad no es un mal libro, pero a mí no me gustó por los motivos que he comentado. A lo mejor a ti te encanta ;)
      De Anne Rice sólo he leído "Entrevista con el vampiro" y "Armand el vampiro", así que no puedo opinar mucho sobre sus libros. Pero el caso es que he escuchado comentarios por ahí que aseguraban que sus últimos libros son un desastre.
      Y las lecturas históricas... mejor las dejo para los demás, que no son mi fuerte jajaja
      ¡Que la lectura no cese! ;)

      Eliminar
  2. En cuanto a "Cuentos de Terramar" no solo está la película que hizo Ghibli, si no también una película americana llamada Earthsea (en la que sale "Lana", la de Smallville, ¡puro deleite vamos! No, es broma. A mi de pequeña me encantaba por la temática fantástica. Si la ves, recordarás muchas cosas del libro.

    Me has picado con el de Ni de Eva ni de Adán. No sé que tiene que, en serio, me ha entrado la gusa.

    Y en cuanto a las casualidades literarias... Ay, aunque no te haya gustado, ten por seguro que tendrá su motivo en el futuro, jeje.

    Un besito,
    Desirée.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No conocía esa adaptación así que me he puesto a investigar un poco y me ha horrorizado encontrar un comentario que hacían al respecto y que decía:

      "Desastroso intento de adaptación de la novelas "Un mago de terramar" y "Las tumbas de Autan" de Ursula K Le Guin. La verdad es que no soy particularmente fanático de las novelas de Le Guin; tampoco soy un "purista" que quiere ver la novela calcada en la pantalla; pero este caso es el colmo:es indignante observar como arruinaron la historia, modificándola hasta hacerla casi irreconocible de burda y estúpida. Los personajes fueron totalmente distorsionados; por decir algo, ya en el comienzo de la película el protagonista, que en la novela era un muchacho preadolescente de tez oscura, maltratado y explotado brutalmente por su padre fue reemplazado por un rubicundo veinteañero (Shawn Ashmore), que desobedece con insolencia a un padre benigno y tolerante.
      Es increible ver como tergiversaron desde el grueso de la historia hasta detalles, como el nombre 'verdadero' del protagonista (que es 'Ged' y no 'Gavilán') siendo el asunto de los nombres de especial relevancia en la trama de la novela." (extraído de http://www.filmaffinity.com/es/reviews/1/634693.html)

      Es decir, si ya no respetan algo tan básico como el tema de los nombres verdaderos (que es uno de los pilares de la novela), ¿qué clase de adaptación es esa? De todos modos, quizás le eche un vistazo algún día que ande aburrida (¡en otra vida! XD).

      De las novelas de Nothomb, la más hilarante y surrealista de las dos que comento es "Estupor y temblores", que aunque leyendo la sinopsis pueda parecer dramática y dura, está contada de un modo que hace que, aunque te haga reflexionar, también te haga reír. "Ni de Eva ni de Adán" es más "normalita". Una historia de amor, con sus puntos curiosos debido a las diferencias culturales de sus dos miembros y también divertida por el modo que tiene Nothomb de contarlo todo.

      Las casualidades literarias me encantan <3 Y aunque esta no haya terminado bien, hay algunas que sí lo hacen y entonces es genial :D

      ¡Un saludo y muchas gracias por comentar!

      Eliminar
  3. Historias de Terramar es una de mis sagas favoritas. Una historia redonda llena de magia, pasiones y debilidades...;)

    ResponderEliminar